miércoles, 30 de marzo de 2011

¿síndrome de....?

Todos damos vueltas alrededor de algo. Es como una Piedra Kahaba podemos tardar varios minutos, horas, días... en dar una sola vuelta. Pero lo cierto es que sencillamente te encuentras en que tu camino no es sino el dejabú ineludible que hace dar otro ciclo idéntico en tu vida, pero eso sí, sin dar otra vuelta de tuerca que sería lo provechoso como es lógico.

Y das vueltas y vueltas, y tratas de evadirte de tu obelisco y crees haber volado a otros páramos, crees que has conseguido tomar rumbos nuevos a parajes nunca vistos para no volver... , pero al posar el pie tu realidad se disipa y vuelves a verte junto a tu monótono obelisco. Otra vez a la misma idea. Siempre en sentido horario, con una mano rozando ese eje gravitatorio.

Una parte de ti llega a la conclusión de que vives para esa repetición, para sentirla, para morderla como el perro que se lanza a por el palo una y otra vez sin descanso.

Si tienes suerte, un día paras para reflexionar. Miras por un momento tus pies, polvorientos y doloridos. Miras la piedra sobre la que te apoyas, tu faro de referencia y tu lacra esclavizadora. Y, despacito, empiezas a dar media vuelta,, paso a paso.

Esto significa dudar del punto de partida, replantear lo que se ha juzgado como axiomático. Y de pronto, sin comerlo ni beberlo, te has puesto a dar vueltas otra vez.

Pero eso sí, esta vez vas antihorario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Censuras:

Quotation of the Day